dissabte, 27 de novembre de 2010

Mi opinión política


El anuncio que voy a comentar es una imagen puesta en una “farola electoral” en la cual podemos ver a dos jóvenes tirar unos libros en los que se ve escrito independencia sobre los líderes de partidos como es el PSC y CIU, sí, sí estabas pensando en que este anuncio era de “Esquerra Republicana de Catalunya” has acertado, este tipo de anuncios que incitan a toda esa masa que quiere la independencia a votar, son de lo más patético, ¿cómo son capaces de prometer algo tan difícil? Supongamos que uno de estos partidos que dicen conseguir la independencia sale elegido , tendría que luchar muchísimo por algo que no conseguiría y menos como están las cosas en España hoy en día, en vez de tanta critica a la derecha y a los demás partidos ¿por qué no nos dan verdaderas soluciones y dejan de prometernos de una vez tantas cosas? Muchos como el PSC se creen que por poner más pancartas les vamos a votar y no es así, después de todo lo que han hecho mal, de cómo nos han tratado. Aunque ahora siempre nos quedará votar a CIU como buenos borregos, porque desde hace muchos años en España y en sus respectivas comunidades autónomas la gente ha tenido la costumbre errónea de votar al “PP o al PSOE” o podría dar más ejemplos como el de Catalunya “CIU o PSC”, no se han planteado votar a otros políticos que quizás estén más preparados, no, ellos tienen ese “ miedo” a lo nuevo, no piensan en el político que están votando, sino al partido al que votan y, no es lo mismo votar a un personaje con carácter, carisma, fuerza, inteligencia y estudios, que a un personaje como Zapatero que ni siquiera sabe hablar inglés, eso es lo que queremos para nuestra política, a un cualquiera, a aquel que nos venda la moto mejor, el que como diríamos en catalán “ens faci el llit”. Después de ver día tras día los candidatos a las elecciones y sus anuncios a uno le dan ganas de no ir a votar o de votar a partidos “chorras” como el de Carmen de Mairena “CORI”, ellos no se lo toman en serio, nosotros tampoco.